Papelería Debo
Google plus Papelería Debod Google plus Papelería DebodGoogle plus Papelería Debod
Lapicero Palomino Blackwing · Volumen 42 · Jackie Robinson.

      Volumen 42
· Jackie Robinson ·

Lapicero Palomino Blackwing · Volumen 42 · Jackie Robinson.


Un homenaje a Jackie Robinson y a aquellos que luchan por su pasión.
El 6 de julio de 1944, once años antes de que Rosa Parks se negara a moverse a la parte trasera del autobús en Montgomery (Alabama) y encendiera el Movimiento de Derechos Civiles, otro individuo se negó a moverse a la parte trasera de un autobús. Fue el Teniente Segundo Jack Roosevelt Robinson, y su negativa le valió un consejo de guerra por "comportarse con falta de respeto" y "desobediencia deliberada al mando legal".

El teniente Robinson se mantuvo firme en el juicio y fue absuelto de todos los cargos. Después de ser dado de baja con honores, firmó un contrato con el club de béisbol Monarchs de Kansas City para continuar con su pasión por el atletismo. Unos pocos años después, Jack "Jackie" Robinson fue llamado a las Grandes Ligas por los Dodgers de Brooklyn, rompiendo la barrera del color y dando el impulso tan necesario al movimiento de desegregación que se extendió mucho más allá del béisbol.

El Blackwing 42 es un tributo a Jackie Robinson. Presenta nuestro grafito medio, cuerpo blanco, marca y borrador azul, férula plateada y el icónico 42 rojo. El número 42 no sólo honra los logros de Jackie, sino que celebra a aquellos que persiguen sus pasiones, creativas o no, sin importar los obstáculos en su camino.

 

Palomino blackwing · Volumen 4 ·
Jackie Robinson
Núcleo de grafito Japonés medio
3,75 €/ud

LA HISTORIA DE BLACKWING

Los lápices Blackwing fueron creados originalmente por la compañía Eberhard Faber Pencil ern la década de 1930. Personalidades como John Steinbeck y Chuck Jones usaron el Blackwing para crear a Bugs Bonny y muchos otros personajes de Looney Tunes.

A pesar de tener tantos devotos, la compañía fue víctima de medidas de reducción de costes en la década de 1990 y dejaron de fabricarse. De hecho sus fans llegaron a pagar hasta 40 $ por conseguir un sólo lápiz Blackwing de las existencias que quedaron.

En 2010, la compañía hizo uso de sus casi 100 años de experiencia en la industria del lapiceros para conseguir los mejores materiales e iniciar de nuevo la producción del Blackwing para satisfacer a una nueva generación de escritores, músicos y a todo amante de la escritura y el dibujo a lápiz.